Las erupciones volcánicas más destacadas

vol1De la misma manera que existe un seguimiento y una escala para medir la intensidad de los fenómenos sísmicos que se manifiestan en forma de temblores o terremotos, se ha desarrollado un sistema similar para caracterizar la magnitud de las erupciones volcánicas. El Índice de Explosividad de Volcanes (VEI), creado durante la década de 1980, busca establecer una comparación sistemática de las erupciones de acuerdo a una escala logarítmica que va desde el 1 al 8, siendo que cada número representa una intensidad diez veces mayor al anterior.

La zona del Parque Nacional Yellowstone en los Estados Unidos presenta una actividad geológica muy importante. El cráter que se encuentra en su interior, de un diámetro de entre 48 y 72 kilómetros, fue formado durante la erupción volcánica de magnitud 8 que tuvo lugar hace 640 mil años. Este tipo de fenómenos catastróficos tienen una baja probabilidad de ocurrencia, y se estima que puede darse uno similar en un factor de 1 en 700 mil cada año.

La mayor erupción volcánica registrada en Sudamérica corresponde a la del volcán Huaynaputina, ubicado en Perú, y sucedió en el año 1600 con una magnitud de 6 en la escala VEI. La intensidad del proceso fue tal que afectó el clima global, llevando las temperaturas de los veranos subsiguientes a un valor mínimo en 500 años. Las cenizas expulsadas por el volcán sepultaron una extensión de 50 kilómetros al oeste de Huaynaputina, y los daños provocados por el fenómeno a las ciudades de Arequipa y Moquengua fueron devastadores.

Una de las instancias de mayor magnitud en el siglo pasado fue la erupción del volcán Santa María en 1902. Esta montaña es parte de un sistema de volcanes que se erige en la costa del Pacífico en Guatemala, en América Central. La erupción tuvo lugar tras un período de inactividad que alcanzó los 500 años, y luego de este hecho el Santa María ha permanecido constantemente activo, con episodios de gran magnitud en los años 1922 y 1929.