La erupción del volcán Vesubio

el-volcan-vesubioUno de los fenómenos históricos de la antigüedad relacionados con los volcanes sobre el que existen numerosos testimonios escritos es el de la erupción del volcán Vesubio en el año 79. El Vesubio es la única formación activa en todo el territorio de Europa continental, y dada su proximidad a la densamente poblada ciudad de Nápoles, es considerado uno de los volcanes más peligrosos del mundo.

Los geólogos y vulcanólogos clasifican al Vesubio como un estratovolcán complejo, debido a que generalmente sus erupciones son explosivas y dan lugar a flujos piroclásticos. Su elevada actividad se explica porque forma parte del arco volcánico de Campania, una zona geológicamente inestable como consecuencia de la subducción de la Placa Tectónica Africana bajo la de Eurasia.

Si bien antiguamente se registraban erupciones del Vesubio de manera prácticamente regular cada veinte años, el último de estos episodios tuvo lugar en 1944, lo que hace esperar que se desarrolle uno nuevo en el corto plazo. En el mismo sentido, los científicos han detectado una grieta en la Placa Africana que genera un gran incremento de presión por el derretimiento del material rocoso en contacto con las elevadas temperaturas del manto terrestre; esto contribuye a generar las condiciones para una erupción explosiva que libere dicha presión.

De acuerdo a lo relatado por Plinio el Joven, los pobladores de Pompeya, acostumbrados a la actividad sísmica del volcán, no previeron la magnitud de la erupción volcánica que tendría lugar y acabaría sepultando la ciudad junto a todos sus habitantes. La destrucción fue total, pero la gran cantidad de cenizas que se depositaron sobre los restos permitieron conservar las construcciones y objetos que caracterizaban los tiempos de la Roma Imperial, conformando un invaluable testimonio histórico para comprender la vida en la ciudad.

Una suerte similar corrieron los habitantes de Herculano, otro asentamiento próximo al Vesubio, afectados por una extensa nube de gas venenoso producto de la misma erupción.